El blog de Andrea Catalano

ESTE ES UN BLOG SOBRE LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LAS TELECOMUNICACIONES. AQUÍ VAS A ENCONTRAR NOTICIAS SOBRE LANZAMIENTOS DE PRODUCTOS Y TAMBIÉN SOBRE EL NEGOCIO DE LAS PRINCIPALES COMPAÑÍAS DE LA INDUSTRIA, AQUELLOS QUE TENDRÁN INFLUENCIA EN SU CONSUMO. PERO DE TANTO EN TANTO PODRÁS SORPRENDERTE CON CUALQUIER OTRO TEMA, DE LA COYUNTURA O DE PURO GUSTO ... PARA NO ABURRIR CON TANTOS BITS Y BYTES.

Día clave para el presente y el futuro de las telecomunicaciones en el país

Sin querer, hoy es un día clave para internet, las telecomunicaciones, los medios y nosotros, argentinos usuarios de diversas tecnologías para estar en contacto cotidiano, trabajar, estudiar,
 entretenerse. Por un lado, hoy la presidenta Cristina Kirchner dará a conocer el proyecto de Ley de Medios Audiovisuales , que apunta a remplazar la Ley de Radiodifusión que data de la época de la dictadura. Por el otro, decenas de miles de usuarios de Facebook en la Argentina convocaron a través de esta red social a una marcha para reclamar por la falta de seguridad que tendrá como epicentro la Plaza de Mayo en Capital Federal pero que se repetirá -o al menos es la intención- en otras ciudades del país.
En ambos casos estamos frente a dos fenómenos presentes y futuros: lo que surja de la futura ley, que podría llevar el nombre de Servicios de Comunicación Audiovisual, será definitorio para el mercado y, por ende, para las formas en que consumiremos diversos contenidos multimediales a futuro; la convocatoria que finalmente se logre en la protesta de hoy y 
lo que pueda traer como consecuencia pondrá sobre la mesa el poder real que podrían darle los ciudadanos a las herramientas tecnológicas y gratuitas que tienen a su disposición.

Vamos por partes:
El proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual será presentado hoy en el Teatro Argentino de La Plata, por la jefa de Estado Fernández de Kirchner. Es el mismo escenario en el que lanzó su candidatura a presidenta. En un Gobierno donde los simbolismos pululan por doquier, tal vez habría que pensar que la oficialización de la iniciativa apunta a que desde las más altas esferas oficiales se está dispuesto a dar batalla y a ganar. 
Es positivo que se discuta una nueva ley de medios, primero porque de una vez hay que cambiar una norma que se impuso durante el último gobierno de facto; segundo, porque las asimetrías existen en el mercado de medios; y tercero porque las nuevas tecnologías están provocando cambios muy grandes en la producción, distribución y consumo de los medios. Lo lamentable es que se va a dar en el marco de una pelea con el Grupo Clarín, pelea cuyo origen se desconoce pero que evidencia que, en algún momento, el grupo de medios y el de poder K no se pusieron de acuerdo en algo (¿un negocio?) y comenzó la batalla. Hay que recordar que al principio de la gestión K el Grupo Clarín fue muy afin a las políticas y decisiones puestas en marcha.
La futura ley podría contemplar reclamos que se escucharon en los últimos años de parte de diversos sectores: la posibilidad de dar televisión por parte de las telefónicas, opción que hoy les está vedada por la ley vigente; el ingreso de otros grupos a la industria, desde ONG hasta cooperativas (que son las que, por ejemplo, quieren dar telefonía móvil a través de las frecuencias  que devolvió Telefónica luego de la fusión Unifón-Movicom). La apertura del mercado siempre se advierte como positiva porque implica mayor competencia pero para que esto se cumpla efectivamente es necesario que haya un regulador fuerte. ¿Será posible tener un fiscalizador así en este país con una Secretaría de Comunicaciones silenciosa?
También se dice que se podrían reducir la cantidad de licencias de medios de 24 a
 12, que está muy bien para evitar cualquier monopolio de lo que sea. El tema será qué características tendrán esas 12 que quedan, porque por más que se tengan menos permiso las situaciones dominantes se pueden mantener.
Otro punto es la definición de la TV digital, que ya se anticipó en este blog. Todo indica que el Estado adoptará, finalmente, la japonesa ISDB tal como lo hizo Brasil, que aggiornó la norma a su necesidad. Si es así, será posible ver televisión en los celulares. Pero lo más importante de la definición, más allá del estándar elegido, es que en vez de cuatro canales abiertos cada una de esas señales se podrá comprimir y por la misma frecuencia se podrán enviar cuatro señales. Así, en Capital, en vez de cuatro canales de TV libre se verán 16.
Lo que surja de la ley será definitorio en la industria de medios y telecomunicaciones, en el poder que gane o pierda cada grupo o empresa involucrada, y en la manera en como podremos consumir servicios y contenidos a futuro. Será definitorio en los precios que paguemos porque será decisivo el rol que cumpla, o no, el regulador involucrado. Es decir, hoy no es cualquier día para el futuro en esta materia.

La convocatoria para reclamar hoy por más seguridad en el país arrancó en Facebook. Un grupo de amigos preocupados por el tema decidieron ocuparse de algo. Sin banderías políticas, armaron un grupo en esta red social y llamaron a juntar voluntades hoy a las 18 en Plaza de Mayo. Hasta el cierre de este post, los miembros adherentes a la movida sumaban más de 102.000 personas, en todoel país, que prometen participar de las cerca de 56 plazas que se concentrarán.
En primer lugar, habrá que ver cuánta gente va realmente a cada punto de reunión. Ahí se verá si la red social sirve efectivamente para movilizar. Como primera iniciativa hecha desde un lugar así será interesante analizar lo que suceda.
En segundo lugar, toda esa gente aunada, preocupada, ¿se ocupará de algo? ¿Es posible pensar que de allí salga una propuesta, gente que se comprometa más con su comunidad? Tal vez hayan más interrogantes a plantear. Esto lo dirá el tiempo.
Lo cierto es que hoy, 18 de marzo, será un día crucial para las nuevas tecnologías, las telecomunicaciones y lo que podamos hacer con ellas en el futuro. En unos días veremos si es posible realizar los primeros análisis o todo quedó en nada.

1 Comentário:

Javier Remore dijo...

Muy bueno tu análisis, esperemos sea recordado como un día glorioso para nuestro futuro, y no como un penoso comienzo intervencionista por parte del Estado.
De todos modos hay certeza que las redes sociales permanecerán y crecerán pese a cualquier intento de regulación.