El blog de Andrea Catalano

ESTE ES UN BLOG SOBRE LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LAS TELECOMUNICACIONES. AQUÍ VAS A ENCONTRAR NOTICIAS SOBRE LANZAMIENTOS DE PRODUCTOS Y TAMBIÉN SOBRE EL NEGOCIO DE LAS PRINCIPALES COMPAÑÍAS DE LA INDUSTRIA, AQUELLOS QUE TENDRÁN INFLUENCIA EN SU CONSUMO. PERO DE TANTO EN TANTO PODRÁS SORPRENDERTE CON CUALQUIER OTRO TEMA, DE LA COYUNTURA O DE PURO GUSTO ... PARA NO ABURRIR CON TANTOS BITS Y BYTES.

Nunca más muerte

Para que nunca más se destituya a un Gobierno institucional.

Para que las causas que esperan sentencia definitiva alcancen ese fin de una buena vez
Para que paguen los que mataron
los que violaron derechos institucionales
los que no fueron tolerantes y llegaron hasta las consecuencias más irreversibles
Para los que robaron identidades
de hijos de desaparecidos
de hijos de quienes nunca desaparecieron.
Para que resignifiquemos, revalidemos y relegitimemos la expresión derechos humanos,
mucho más abarcativa hoy que su aplicación a la década del ´70.
Para que los derechos humanos sean el pilar de la democracia y sus instituciones.
Para que los derechos humanos sean la preocupación constante de políticos y dirigentes que ven pasar cadáveres todos los días y siguen durmiendo tranquilos, como si no fueran responsables de esas muertes, como lo fueron aquellos que estuvieron en los ´70.
No quiero más muerte
ni como en los `70
ni como, ahora, en los 2000.
24 de marzo. En memoria de aquella época oscura de la Argentina.
En memoria de quienes mueren todos los días en nuestras calles por trabajar, por compartir un cumpleaños, por vivir en una casa digna.
Para que la dirigencia política salga de su oscuridad, de su aislamiento y se ocupe y preocupe por definir políticas para tener un mejor país
en el que podamos salir a trabajar con tranquilidad
en el que podamos disfrutar a nuestros hijos con felicidad y serenidad.
Para que nunca más haya más muerte en vano.

1 Comentário:

Monica Gardon Canella dijo...

Suscribo cada una de tus palabras Andrea. Creo que el secreto es comenzar a utilizar la tan repetida y poco ejercitada sensibilidad para con los demas.
Nunca mas.