El blog de Andrea Catalano

ESTE ES UN BLOG SOBRE LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LAS TELECOMUNICACIONES. AQUÍ VAS A ENCONTRAR NOTICIAS SOBRE LANZAMIENTOS DE PRODUCTOS Y TAMBIÉN SOBRE EL NEGOCIO DE LAS PRINCIPALES COMPAÑÍAS DE LA INDUSTRIA, AQUELLOS QUE TENDRÁN INFLUENCIA EN SU CONSUMO. PERO DE TANTO EN TANTO PODRÁS SORPRENDERTE CON CUALQUIER OTRO TEMA, DE LA COYUNTURA O DE PURO GUSTO ... PARA NO ABURRIR CON TANTOS BITS Y BYTES.

Las marcas de televisores entablan una guerra de precios y última tecnología

La batalla de los televisores ya está lanzada. Con el lanzamiento de Scarlet, la línea de televisores LCD de última generación de LG, todas las marcas pusieron sus fichas en el mercado local. Claro, además de que se acerca el invierno y todos estamos más propensos a quedarnos en casa y mirar la tele, los Juegos Olímpicos de Pekín son una excelente excusa para tener una caja boba (aunque ahora finita y bonita) en casa.El último lanzamiento de televisores fue el de LG que la semana pasada presentó oficialmente Scarlet, una línea de aparatos de alta definición basados en tecnología LCD. La línea se presenta como la más delgada del mercado, según asegura la propia empresa, porque posee sólo 45 mm de espesor (es decir, ni medio centímetro).
El Scarlet, también conocido como LG 60, cuenta con tecnología HDMI 1.3 Deep Color, es decir, audio y video de alta definición que soporta capacidades de color de 30, 36 y 48 bits. La empresa afirma que otorga mayor contraste y que esto se pone de manifiesto gracias al sensor incorporado que ajusta el brillo de la TV según la luz del ambiente. Cuenta, además, con la tecnología TruMotion 100 hz que elimina el movimiento borroso, una característica negativa de las pantallas LCD que la industria, como en este caso, ha ido perfeccionando hasta quedar particularidad en el recuerdo.
La presentación de Scarlet ocurrió una semana después de que su gran competidora asiática, Samsung, hiciera lo propio con su línea de televisores. En verdad, Samsung fue de las primeras que puso el acento en el diseño de estos aparatos, como para integrarlo a la decoración de los ambientes del hogar. Tendencia que hoy es común entre todos los fabricantes de televisores a nivel mundial.
Mientras las coreanas libran su batalla para ver cuál de las dos se queda con la mejor tajada del mercado a nivel local, otra guerra libran la empresa nacional NewSan con su marca Sanyo y la filial argentina de la holandesa Philips. Mientras la primera viene desde hace un año presentando una agresiva estrategia de precios (según fuentes del mercado debido a la superproducción en que incurrió) la segunda sigue esa iniciativa con el objetivo de continuar siendo líder en el sector en la Argentina. Aquí se da una guerra de precios sin tregua. Sólo hay que echar un vistazo a los avisos que las empresas publican los fines de semana para ver con qué herramientas buscan sumar clientes y ventas.
Con otro estilo, más orientado hacia la tecnología, iniciativa de la que también son parte Samsung y LG, Sony apunta a un público más sofisticado; o al menos, muy volcado hacia el consumo de marcas importantes. Con el foco puesto en su línea Bravía, Sony busca conquistar a quienes son muy exigentes en cuestiones vinculadas con la tecnología de punta.
Detrás se ubican otras marcas, no menos importantes, como Panasonic, pronta a presentar en estos días su línea de televisores, con el slogan Digital Sensation, y RCA, que apuesta también sus fichas a la producción local.
La venta de televisores de LCD y plasma (tecnología en retroceso a nivel mundial) crece a medida que se impulsa la televisión digital en el mundo, materia más que pendiente en la Argentina y por exclusiva responsabilidad del Gobierno (pero esto es tema para otro momento). Y esa ola llega, indefectiblemente a la Argentina. En ese marco, las marcas aprovechan la movida y determinados acontecimientos, ahora los Juegos de Pekín, para tentar a los consumidores a que miren la tele casi casi como si estuvieran en el cine, aunque con grados de inversión mucho más elevados que pagar la entrada a una sala, o adquirir un TV cualunque, grande y aparatoso que nos haga disfrutar igualmente esos espectáculos. video

0 comentarios: