El blog de Andrea Catalano

ESTE ES UN BLOG SOBRE LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LAS TELECOMUNICACIONES. AQUÍ VAS A ENCONTRAR NOTICIAS SOBRE LANZAMIENTOS DE PRODUCTOS Y TAMBIÉN SOBRE EL NEGOCIO DE LAS PRINCIPALES COMPAÑÍAS DE LA INDUSTRIA, AQUELLOS QUE TENDRÁN INFLUENCIA EN SU CONSUMO. PERO DE TANTO EN TANTO PODRÁS SORPRENDERTE CON CUALQUIER OTRO TEMA, DE LA COYUNTURA O DE PURO GUSTO ... PARA NO ABURRIR CON TANTOS BITS Y BYTES.

Hospital de odontología José Dueñas: la necesidad de desburocratizar con más tecnología para mejorar la atención

Dijo Mauricio Macri: "En el debate de la Argentina que viene es imprescindible que fijemos una nueva agenda digital" porque el acceso a las nuevas tecnologías "es una herramienta central y estratégica de toda política que apunte a la inclusión social y a la igualdad de oportunidades".

Las palabras del jefe de Gobierno porteño sonaron muy lindas en la disertación que dio en la reunión del Council of Americas, en el marco del tratamiento en el Senado del proyecto que aplicará impuestos internos a los productos tecnológicos y electrónicos, como celulares, monitores, GPS y demás. Y son consecuentes con lo que se está impulsando en el Distrito Tecnológico de Parque Patricios. Pero son absolutamente contradictorias cuando uno, como ciudadano de la Ciudad, emplea los servicios pertinentes.
Esta semana tuve que ir al Hospital de Odontología José Dueñas, en Almagro. Cuando llegué, me sorprendí. El hall de ingreso estaba muy limpio y muy bien acondicionado. Había gente, como en todo hospital público, pero nada que se viera desbordado.
Debí hacer un trámite de ingreso: llevar una fotocopia con mi DNI y otros documentos que se adjuntaron a una planilla llenada a mano por una empleada. Luego tuve que pasar por otra ventanilla para que me dieran un numerito y, con él como trofeo, volver a la ventanilla inicial. Acto seguido, esperar a que me llamaran. No fue tan grave. Había llegado temprano y la atención comenzó quince minutos más tarde de lo previsto, es decir, una demora tolerable, y común, muy común, en el sistema de salud privado.
Llegó el momento de la atención profesional. Todo diez puntos, muy ágil y concreto. Pero, ahora, tuve que inscribirme. "¿No lo había hecho ya?", pensé. Pero bueno, órdenes son órdenes. Entonces tuve que volver a otra ventanilla, pegada a la del principio. Y ahí comenzó el calvario.
Dos mujeres llenaban a mano una nueva planilla con los datos personales que ya habían sido ingresados, y una tarjetita que acreditaba la vinculación con el Hospital. Además, había que volver a volcar la información en esos libros tipo acta a los que el sistema público es tan afecto. Como si eso no fuera suficiente, hubo que colocar -¿por tercera, cuarta, quinta vez?, ya perdí la cuenta- los datos aunque, ahora sí, en una computadora. ¡Yupi!
Esa triplicación en el ingreso de los datos demandó una hora de espera porque las empleadas en cuestión -una, me pareció, muy interesada en ser "modelo de manos" porque escribía en el teclado con el dedo anular en el que lucía un lindo anillo, y otra más parecida al personaje de Soledad Solari de Gasalla- se equivocaban, se reían, se preparaban una tacita de té, conversaban entre ellas, y demás actitudes de contricción al trabajo, ante la mirada atónita de quienes hacíamos la cola. Una señora que acompañaba a un muchacho en silla de ruedas, una mamá que llevaba a su hijo con discapacidad mental y hasta un chico que llegó descompuesto por el dolor de muelas, no fueron atendidos con prioridad sino hasta que quienes estábamos en la cola llamaban la atención o levantábamos la voz en tonos poco amables.
Una vez que se completaron las nuevas planillas, tarjetitas y libros, había que volver, ¡síiiiiiiiiiiiii!, a la ventanilla donde dos horas antes habíamos dejado nuestros primeros datos y las fotocopias de nuestros documentos que acreditaban que éramos quienes decíamos ser. ¿Para qué volver? Para que llenaran otro papelito, que había que llevarles a los profesionales, para luego regresar, ¡una vez más! a la misma ventanilla, y así ir a la derivación pertinente.
La demora fue tal que quienes debíamos hacernos alguna práctica indicaba por los profesionales perdimos la posibilidad porque había concluido el horario. Y todo porque un par de empleadas ineficientes que "cumplen órdenes" como dijeron tantas veces, no tienen un mínimo curso de dactilografía para usar una máquina, y encima, cuando escriben a mano, también se equivocan y tienen que empezar a hacer todo de nuevo. Todo matizado, claro, entre risas, bromas, tecitos ... la espera de los pacientes, y nada, absolutamente nada, de capacitación.
Si el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri parece tan interesado en las nuevas tecnologías, sería bueno que instruyera a sus colaboradores, como el ministro de Salud, Jorge Lemus, para que desburocratice a los hospitales justamente usando más tecnología. Y que, en paralelo, se capacite a los empleados para que puedan ingresar datos en las computadoras de manera ágil, y no con un solo dedo de una sola mano porque, ¿saben qué? se pierde tiempo. De paso, no estaría mal que la directora del hospital, Marta Dantas, también advirtiera la situación cuando una persona debe ingresar en ese centro para ser atendida y buscar la manera de desburocratizar la estructura porque, la verdad, hay mucho empleado haciendo poco, bastante poco, cuando del otro lado de la ventanilla hay gente que necesita mucho.
Una idea, para no ser criticona porque sí y aportar a la construcción. Cuando una persona va a atenderse a un hospital público, sus datos pueden ser ingresados en una computadora, que esté en red. Así, cuando se necesite imprimir un carnecito, una fichita, una planillita y tantos otros papelitos a los que es tan afecto el sistema público, se haga desde un solo lugar apretando sólo un botón. Para los funcionarios que aún no lo saben, existen impresoras que pueden imprimir en diversos formatos, de modo que desde un solo equipo se puede imprimir la fichita, el carnecito, la planillita y demás papelitos y cartoncitos.
Los profesionales que atienden en el Hospital José Dueñas no son honrados por quienes, por amor a la burocracia, demoran y demoran la atención. Y los funcionarios que dan órdenes que son obedientemente obedecidas por los empleados, deberían comenzar a pensar en que la tecnología adecuada les ayudará a reducir papeles, tiempo y dinero, que es precisamente el que ponemos todos nosotros. Porque actuar en consecuencia es mucho más importante que pronunciar bonitos discursos en elegantes auditorios.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

leo tu articulo y recuerdo la misma situación pero con todo mugroso y con mucha mas burocracia e incluso caras de 'porque no te dejas de romperme las pelotas' y 'si no te gusta andate' en los años 1995 y 2001.. por lo que intuyo que tenes no mas de 30 años de edad o antes tenias una buena prepaga.
saludos.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con vos. Conozco el hospital desde hace años y la mayoria se parece al personaje de "Gasalla" pero bueno....esto es Argentina, tercer mundo, es lamentable. Ellos son mayoria, el pais es de los corruptos y sus empleados "los unineuronales"

Anónimo dijo...

Encontre el blog mientras buscaba info sobre la atencion del hospital.,., y bueno la encontre.,., y evidentemente era lo que temia.,.,., nada mas quiero expresar dos cosas de tantas que se me pasan por la cabeza.,., SALUD = NEGOCIO.,.,., y que este es un pais en donde personas como favaloro eligen suicidarse.,., tristisimo.,., no nos resignemos a aceptar las cosas como son y escuchemos a nuestra conciencia por favor.,., nada mas.,.,

Ale Samsa dijo...

Hola Andrea,

leí tu nota al buscar sobre la atención en el Hospital,
te cuento que trabajo en el GCBA Gracias a mi propia educación, puedo escribir con los 10 dedos y de forma ágil..jajaja.. pero día tras días, me encuentro y lucho contra el tipo de empleada que mencionás.
Tal vez sea por una diferencia generacional.. digo, yo tengo 28 años, y veo mi trabajo en el gobierno como algo "momentáneo"..
hasta que termine la carrera.
Tal vez sea por eso que me enferma cada vez que tengo que explicar (x enésima vez, y habiendo diseñado un "paso a paso", el cómo hacer una comunicación vía mail)
Pero al mismo tiempo.. Me saca mal no contar con los elementos mínimos para trabajar.. es decir, una pc que no se tilde al querer abrir el word y una impresora que funcione (ya tuve que poner plata yo para el scanner) y cada dos por tres no tenemos impresoras (para imprimir las resoluciones que luego firmará el Ministro Montenegro)
Muchas veces no hay hojas, tampoco funciona la fotocopiadora (la que debo utilizar registrando mi Nº de DNI) etc etc etc.. pero bueno... así están absolutamente todas las pc's de los diferentes sectores (monitores que laten, pc's del año del Ñaupa, 27 personas por impresora, sí, 27)

Pero bueno... vuelvo.. ¿si trabajo en el GCBA, por qué busco un Hospital público?... porque la cartilla médica de la obra social es un fiasco, nadie atiende ya a OBSBA y si conseguís un profesional, de lo que sea, tenés turno para dentro de 2 o 3 meses.
ASí que espero tener suerte en el Hospital..
Tu nota no es muy alentadora... pero mi muela me duele..

te mando un saludo,
con una sonrisa trunca.

Anónimo dijo...

Hola... solamente dejo mi comentario para ampliar la idea y que sepan que estoy totalmente de acuerdo con lo que dice el articulo.
Hace 6 años me recibí de mecanica dental, y hace un poco menos de odontóloga. Durante todo ese tiempo solamente pensé en trabajar de lo que elegí, pero es una carrera muy cara y para mi es imposible ponerme un consultorio o laboratorio xq no cuento con el dinero necesario. Pensando en esto hace casi 5 años decidí pertenecer a la policía de la provincia de Bs As para ser parte del cuerpo odontologico policial... fué mi idea. Tres veces rechazaron mi expediente por causas ajenas a mi conocimiento... el sistema no quiere gente que quiera trabajar de lo que sabe y ama, sino que te castiga y el lugar que tendría que ocupar alguien que está capacitado para el puesto, está ocupado con "algún conocido de"... lamentablemente es asi. Durante los ultimos años cumplí servicios de policia adicional en el "Htal Bollini" de La Plata, tambien de odontologia... Quiero que sepan que el nivel de atención, el tiempo de espera y el respeto por los pacientes que tienen los profesionales es excelente, con esto no quiero dar un voto negativo al " Htal Dueñas" xq sinceramente no lo conozco, pero quiero que sepan que hay otras posibilidades gratuitas.
Espero algún dia, si la vida me dá la oportunidad, poder servir de algún modo a la gente que lo necesita, sin demoras, con excelencia... xq no debe haber nada mas feo que un dolor de muelas, no?... y con esto, no se juega.
Lo ultimo que quiero decir es que este sistema burocratico pretende que mi carrera demore... lo unico que contesto es "prefiero irme del pais antes que empleados administrativos sin ganas de trabajar y con aires de ser más me vuelvan a decir que no" como verán estan en todos lados...

Anónimo dijo...

Con el tema este de la burocracia,simplemente les comento que con mi dolor de muela en la Universidad de Odontologia,detras del Hospital Clinicas,me pasaron por la guardia,de ahí al noveno piso,de ahí al decimoseptimo,de vuelta al noveno,de vuelta a la guardia y recién ahí después de 6 horas me recetaron un calmante!!!

Anónimo dijo...

Coincido en todo con uds. pero sepan tambien que el 98% de ese personal esta impuesto y de manera dictatorial por gremios y sindicatos que son los que ejercen el poder monarquico, en todos los lugares publicos amparados por los funcionarios politicos porque solo hacemos uso del mismo el pueblo y no ellos, obviamente como en la politica son dinosaurios con un 2% de nueva generacion, sino fijense en el hospital de clinicas, algunos pagamos y nos tratan de peor manera discriminandonos y marginandonos.Se deberÍa capacitar Y DESPEDIR A QUIENES NO DESEEN TRABAJAR PORQUE HAY MUCHA GENTE QUE SI LO DESEA, pero no se permite por los gremios y sindicatos averiguen en Salud publica y asi no señalar incorrectamente, suerte!!!DESPIERTENNNNNNNNNN

Pablo dijo...

Sos mi heroina :)

Monicris Sto dijo...

Hola gente!...Será que ahora siendo el año 2014, eso sigue igual???.